Mis favoritos: Peugeot Oxia (1988)

Viendo a Marc Gené ganar las 24 horas de Le Mans a bordo del Peugeot 908 HDI FAP, me vinieron a la mente los Peugeot que ganaron hace unos cuantos años allí mismo, y también uno de los prototipos que más me fascinó cuando lo vi de joven.

Quizás porque era como un Peugeot 405 pero llevado al extremo de la deportividad. Y es que la parrila y la parte trasera eran casi iguales al modelo estrella de Peugeot de entonces. Después no tenía nada que ver en absoluto…

Se presentó en el salón de París de 1988 y creó una gran espectación. Quizás fue porque era un prototipo totalmente operativo y se esperaba algo más que un concept car, pero no pudo ser. Este gran turismo deportivo biplaza, tomó el motor V6 de la marca y mediante dos turbocompresores lo convirtió en una bomba de ¡¡¡680 CV y 730 Nm de par!!! No es de extrañar que fueran capaces de conducirlo a 350 Km/h.

Pero no era sólo potencia bruta, ya que estaba cargado de la más alta tecnología y elementos de confort.  El chasis de aluminio con estructura de panal de abeja era extremadamente ligero. La transmisión de seis velocidades movía las cuatro ruedas que eran además directrices. Así se aseguraba una estabilidad a toda prueba y una buena maniobrabilidad. La presión y temperatura de los neumáticos era monitorizada y en caso de fallo el sistema indicaba la velocidad a la que era seguro circular.

El interior con inserciones de aluminio y asientos de cuero gris, incluía teléfono y ordenador personal con cartografía. Varias células solares mantenían el habitáculo a una agradable temperatura y el equipo de sonido incuía un vanguardista sistema de reproducción mediante láser (o sea, CD). Viendo los coches actuales, no parece que los franceses estuvieran tan locos…

El diseño exterior con unos voladizos mínimos y un parabrisas muy inclinado dibujaba una agresiva silueta que anunciaba su potencial. En la carrocería de fibra de carbono y kevlar las aristas redondeadas suavizaban la línea. Sólo un enorme alerón posterior regulable eléctricamente emergía de la parte trasera, pero le daba un fascinante aire de coche de carreras.

Más fotos

Sin duda, uno de los mejores prototipos de la marca del león.

Fuentes: howstuffworks y peugeot, fotos: xelopolis.com, autowp.ru

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: